Soluciones para que la madera deje de crujir

Publicado el : 22/03/2019 09:56:28
Categorías : Bricolaje Rss feed , Trucos de bricolaje Rss feed

soluciones para que la madera deje de crujir

 

Indice de contenidos

 

En las viviendas con suelos de madera es bastante habitual que el parqué o la tarima comiencen a sonar con el paso del tiempo cuando se pisa sobre los mismos. Estos ruidos se deben a unas causas concretas y, aunque se tienda a pensar lo contrario, se pueden emprender algunas medidas para solucionarlo. 

 

¿Por qué crujen los suelos de madera?

 La madera es un material que se caracteriza sobre todo por su alto nivel de porosidad, algo que provoca que se expanda y se contraiga como consecuencia de los cambios de humedad que se producen de forma continua en las distintas estaciones del año. Además de la mayor o menor sequedad y condensación que se suceden, también hay que añadir los sistemas de calefacción y aire acondicionado que se utilizan en las casas y que originan cambios en el suelo debido a los vaivenes de temperatura.

Todo esto desencadena en que los ajustes del suelo se vayan debilitando con el tiempo. Asimismo, la madera se envejece con el paso de los años, se reseca si no se procura el tratamiento adecuado y, en definitiva, va adoptando distintas posiciones que derivan en una mala colocación. Por ello, es habitual encontrarse con una madera que cruje al pasar sobre ella, dando la sensación incluso de que puede llegar a partirse.

Además de los factores comentados, este problema también puede surgir en determinadas ocasiones por la deficiente calidad de los materiales o por fallos en el proceso de construcción. Hay que tener en cuenta que algunos tipos de madera son más propensos a originar este tipo de ruidos que otros, como por ejemplo el pino.

 

Medidas para poner fin a los ruidos de la madera

 

  • Una de las soluciones más eficaces para disfrutar de un suelo sin ruidos durante mucho más tiempo consiste en colocar uno nuevo por completo. Es interesante emprender esta opción cuando ya han transcurrido muchos años desde la última reforma y siempre que se cuente con el presupuesto suficiente, ya que se trata de una medida muy costosa.

  • Si no es viable llevar a cabo el anterior punto, siempre se puede optar por sustituir las tablas que presenten más problemas. De este modo, no es necesario levantar todo el piso, sino tan solo la parte de la madera que se encuentre en peor estado.

  • La parafina es una sustancia sólida, blanca y sin olor que se utiliza a menudo para conseguir que la madera deje de crujir. Dado que este material se funde fácilmente, tan sólo hay que calentarlo al baño maría y aplicarlo en los huecos que hayan aparecido entre las tablas. Para conseguir un buen resultado y evitar que la parafina se desborde, es aconsejable utilizar una jeringuilla. Después hay que esperar a que se enfríe y comprobar que los ruidos al pisar han desaparecido. 

  • En el caso de que el hueco entre los tablones sea demasiado grande hasta formar un agujero, una buena solución consiste en colocar un trozo de madera justo con las medidas del espacio e intentar fijarlo a presión. Posteriormente, se debe lijar la superficie para conseguir que quede uniforme y aplicar un barniz del mismo color que el resto del suelo. 

  • Al igual que la parafina, la espuma de poliuretano es una perfecta solución para tapar huecos, aunque solo se debe optar por esta alternativa en los supuestos más graves. Para aplicar este sellante es imprescindible realizar un agujero en el punto exacto donde se produce el crujido. Después se inyecta la espuma utilizando un aplicador y es aconsejable esperar un día para que se seque por completo antes de tapar el agujero y realizar los trabajos de lijado y barnizado. Es muy importante leer las instrucciones de uso de este producto antes de utilizarlo, así como considerar que la cantidad que se aplica tiende a expandirse mucho.

  • Como último recurso, se puede sujetar la madera directamente con clavos que se insertan en los laterales de las tablas. Así se consigue una mayor sujeción, aunque conviene tomar las precauciones necesarias para no provocar grietas en la madera. Se trata de una solución bastante drástica, pero con una gran efectividad.

Estas son algunas de las recomendaciones y consejos de bricolaje que hacemos desde Ferretería VTC para que las maderas dejen de crujir. Pueden existir multitud de tratamientos que también palien de alguna forma este ruido, te invitamos a que nos las hagas saber.

Entradas relacionadas

Share