Pegamentos

Existen diferentes tipos de pegamentos y colas de contacto en el mercado. Tenemos que tener muy claro antes de comprar un pegamento, que no todos sirven para los mismos tipos de usos ni para los mismos tipos de superficies. Si no tenemos esto claro es posible que podamos o bien realizar una tarea errónea, y que la sujeción no sea la esperada, o incluso que el propio pegamento pueda dañar los materiales de la superficie sobre la que los estábamos aplicando.

También tenemos que tener en cuenta, en función del tipo de trabajo que estemos realizando los tiempos de secado.

Tipos de pegamento y criterios a la hora de comprar pegamento:

  • Cola blanca. Uno de los pegamentos más tradicionales y conocidos por todo el mundo. Es un pegamento bastante líquido, lo cual hace que se pueda aplicar con brocha. Muy bueno para la madera porosa, por lo que es muy útil en carpintería. También muy bueno para pegar papel y cartón. El tiempo de secado es largo, unas 3 o 4 horas para alcanzar su máximo grado de sujeción. Emite bastante olor, aunque no es demasiado tóxico si la superficie a aplicar es muy grande puede ser bueno ventilar.
  • Cola de contacto. El uso de este tipo de pegamento consiste en aplicar a ambas superficies una capa de pegamento y esperar un tiempo, el indicado por el fabricante, para que podamos fusionar las dos piezas ejerciendo presión sobre ellas. Ambas superficies quedan fijadas casi al momento. Es muy común su uso por artesanos o el clásico pegamento de los zapateros. Su uso es principalmente sobre materiales porosos como la tela o el cuero.
  • Pegamentos reactivos de un componente. Son pegamentos que producen la fusión mediante una reacción química. Suelen ser pegamentos en muchas ocasiones profesionales, que proyectan una firme sujeción. Son muy apropiados para cualquier superficie incluso metal, es importante leer bien las instrucciones del fabricante ya que es posible que dañemos la superficie si hacemos un mal uso. 
  • Pegamentos reactivos de dos componentes. Como su nombre indica están formados por dos tipos de componentes que al entrar en contacto entre ellos comienzan el proceso de fusión. Este tipo de pegamentos, es necesario leer con detenimiento las instrucciones, e incluso si no estamos familiarizados con el producto, hacer alguna prueba previa antes, para evitar dañar la pieza que queremos fusionar.
  • Pegamentos de fusión caliente o termofusibles. Consisten en una barra sólida de caucho y se aplican mediante una pistola de calor. Hay que tener algo de práctica ya que en cuanto se enfría, las gotas de pegamento se solidifican rápidamente perdiendo su propiedades. Hay que tener en cuenta, que la unión se hace mediante "pegotes", con lo cual si tiene que ser una unión muy precisa en la que se requiere una fina capa, es mejor optar por otros tipos de pegamento.

Pegamentos Hay 8 productos.

Mostrando 1 - 8 de 8 items
Mostrando 1 - 8 de 8 items