Calefactores eléctricos

Los calefactores eléctricos son una buena solución de calor, por la versatilidad que les da la facilidad de poder llevarlos de una estancia a otra sin necesidad de una instalación. La gran ventaja que tienen este tipo de calefacciones es la inmediatez con la que suministran el calor y lo versátiles que resultan ya que los podemos trasladar de una habitación a otra con facilidad y la única instalación que necesitamos es un enchufe.

Por contra, tienen una menor inercia calórica que otras soluciones, ya que en cuanto dejan de funcionar dejan de calentar. 

Dentro de los calefactores eléctricos, la gama tanto por su potencial calórico, como por su tecnología es tan amplia que casi podríamos decir que hay una solución adaptada a cada tipo de necesidad.

A la hora de elegir el tipo de calefactor eléctrico que queremos comprar tenemos que tener en cuenta los siguientes factores:

  • En primer lugar la estancia que queremos calentar, no solo importa su superficie, sino también el aislamiento de la estancia y la superficie de ventanas acristaladas. Para una estancia pequeña de unos 10 o 12 metros cuadrados, si está bien aislada podemos calentarla con un calefactor de apenas 800 o 1000W, para estancias mayores o poco aisladas, será mejor uno de 2000W al menos. Suele ser mejor opción los de 2000W ya que estos suelen tener un ajuste para funcionar con diferentes potencias, de modo que podría servir para las dos situaciones. Para talleres o superficies industriales, es mejor ir a calefactores de taller o calefactores industriales, ya que además de mayor poder calórico, también suelen contar son sistemas anticondensación. 
  • No obstante si queremos ser un poco más precisos a la hora de elegir el calefactor eléctrico que necesitamos podemos hacer un cálculo sencillo. Si estamos ante una habitación o estancia bien aislada del exterior, podemos hacer un cálculo aproximado de 80W por cada metro cuadrado, para una altura habitual de una vivienda de 2,60 metros. Si la habitación está mal aislada, entonces tenemos que aumentar a unos 100W por cada metro cuadrado.
  • Según el tipo de estancia. Para estancias en las que pueda haber una mayor humedad, como por ejemplo cocinas y baños, es mejor ir a calefactores compactos anti humedad para evitar accidentes.
  • En cuanto al tipo de calefactor, los cerámicos suelen tener una larga duración.
  • También es muy importante, leer los consejos de seguridad del fabricante, normalmente no cubrir el calefactor, mantenerlo alejado de objetos inflamables, y en el baño tener una distancia de seguridad adecuada con respecto a la ducha o bañera.

Calefactores eléctricos Hay 1 producto.

Mostrando 1 - 1 de 1 item
Mostrando 1 - 1 de 1 item