Cómo funcionan las macetas inteligentes

Publicado el : 17/07/2020 11:23:18

Indice de contenidos

Cómo funcionan las macetas inteligentes

Las macetas inteligentes son uno de los inventos que hace algunos años parecía impensable que pudiera llegar a ser realidad. En la actualidad están provocando una auténtica revolución en el mundo de la jardinería. Gracias a su funcionamiento, son una solución perfecta para que no se marchiten durante largas ausencias o para que cualquier persona, incluso las menos hábiles con las plantas, pueda disfrutar de diferentes vegetales y flores en su hogar.

A lo largo de la historia, se han ido sucediendo las invenciones en el ámbito de las plantas. Algunos de los más importantes son los distintos métodos para mantener el nivel de agua cuando no es posible regar directamente. Con las macetas inteligentes ya no hay que preocuparse de este problema, debido a que, entre otras funcionalidades, no es preciso emplear ningún tiempo ni esfuerzo en realizar esta tarea.

Hoy en día es posible encontrar multitud de modelos de macetas inteligentes con diferentes características y funciones, aunque las más comunes son las siguientes.

Riego automático

La mayoría de las macetas inteligentes se encargan de regar de forma automática las plantas que albergan en función del ritmo que se haya establecido. Además, también regulan el consumo de la reserva de agua cuando la persona está fuera de casa y controlan el nivel de humedad para que la especie mantenga una buena salud durante un tiempo determinado en el que no es posible ofrecer los cuidados personales.

Estas macetas cuentan con un depósito de agua, cuya capacidad oscila en torno a los 5 litros. Esta cantidad es suficiente para regar la planta durante varias semanas, ya que el sistema que integran es capaz de determinar con total exactitud cuánta agua es necesaria en cada momento.

Lógicamente, todas estas funcionalidades se pueden gestionar desde una aplicación instalada en el teléfono móvil o bien a través de conexión Bluetooth con la maceta. De este modo, se puede ver la planta en todo momento para comprobar en el estado en el que se encuentra.

Control de luz y temperatura

Las macetas inteligentes no solo miden la humedad de la planta, sino que a través de sus sensores también verifican que la intensidad de la luz que reciben y la temperatura ambiente sean adecuadas para su crecimiento. Los usuarios pueden conocer esta información en tiempo real para cambiar la posición de la planta si fuera necesario y evitar que sufra ciertos daños.

Análisis del fertilizante

El abono es uno de los elementos que más inciden en el correcto desarrollo de una planta. Por ello, las macetas inteligentes también están diseñadas para enviar notificaciones a través de la aplicación móvil con el objetivo de avisar sobre cualquier cambio que se produzca en este componente.

Cultivo hidropónico

Esta técnica consiste en cultivar sin necesidad de contar con un suelo de tierra, pero a cambio de ello, el agua y los nutrientes son esenciales para el crecimiento de las plantas. Actualmente se pueden encontrar macetas inteligentes que han sido diseñadas específicamente para llevar a cabo este método.

En este caso, tan solo es necesario insertar la semilla en el recipiente, añadir los nutrientes y la cantidad de agua precisa para que el cultivo comience a desarrollarse. Algunas marcas también incorporan luces LED que ayudan a acelerar el crecimiento, sin necesidad de elegir una ubicación con luz natural.

Consejos sobre cómo cuidar las plantas

Por otro lado, las macetas inteligentes cuentan con un amplio registro donde están incluidos los datos de miles de plantas. Entre la información que recogen se encuentran las condiciones óptimas en las que se pueden desarrollar las diferentes especies. En base a ello, el recipiente envía notificaciones al usuario con recomendaciones para cuidar las plantas de una forma adecuada.

Dispositivos para convertir una maceta en inteligente

Por norma general, las macetas inteligentes tienen un precio caro, en torno a los 100 euros dependiendo del modelo. Dado que supone una inversión demasiado alta, hoy en día se tiene al alcance de la mano una solución para conectar las macetas de toda la vida sin tener que cambiar los recipientes.

Algunos fabricantes han diseñado dispositivos que se introducen en el sustrato de la planta para controlar los parámetros de humedad, luz, temperatura, fertilizantes, etc. Esta información se envía a través de la aplicación móvil o por Bluetooth al usuario del mismo modo que si se tratara de una maceta inteligente original.

 

Share