Cómo crear una zona de estudio en casa

Publicado el : 11/11/2019 13:37:24
Categorías : Construcción Rss feed , Decoración Rss feed

zona de estudio

  

 Indice de contenidos:

 

Crear un espacio de estudio o de trabajo en casa no siempre es una tarea sencilla debido sobre todo al reducido tamaño de muchas viviendas. Sin embargo, cuando surge la necesidad se deben poner en práctica todos los consejos que estén al alcance para conseguir que esta zona sea lo más cómoda y tranquila posible. Solo de esta forma se pueden evitar distracciones y lograr que el tiempo que se pase en este lugar sea realmente productivo.

 

Elegir la estancia

Lo más recomendable es crear un espacio de estudio o de trabajo diferenciado del resto de estancias y alejado de las zonas de tránsito de los habitantes de la casa. Pero dado que esto no siempre es posible debido a la escasez de metros cuadrados, hay que optar por la solución más práctica.

Así, el lugar donde se necesita la máxima concentración se puede habilitar en la propia habitación o en el salón, teniendo en cuenta que es imprescindible delimitar claramente la zona que se dedica al trabajo del resto. En estos casos, cuando no se puede utilizar un cuarto de forma exclusiva, es muy importante contar con el espacio suficiente tanto para almacenar libros, papeles y todo lo necesario, como para no sentirse agobiado y poderse mover cómodamente.

 

Colores de la zona de estudio o trabajo

Como ya sabemos, los colores influyen de manera notoria en el estado emocional de las personas. Dado que en un espacio donde se requiere concentración es imprescindible crear un ambiente tranquilo, lo más aconsejable es decantarse por los tonos claros, fríos o neutros. Así, el blanco, el gris o el azul aportan serenidad y estimulan la mente.

 

Siempre con luz natural

La iluminación de las bibliotecas y oficinas normalmente suele ser artificial. Por ello, cuando se tiene la oportunidad de trabajar o estudiar en casa no se puede desaprovechar la oportunidad de hacerlo con luz natural. Este es probablemente uno de los factores más importantes a la hora de crear un espacio de este tipo adecuado, ya que incide de forma positiva en la productividad.

Esto significa que tanto la habitación como la zona que se elija deben estar situadas cerca de una ventana por la que entre la suficiente cantidad de rayos de sol. Cuando sea posible, es primordial colocar la mesa cerca de una abertura que dé a la calle o a un patio de luz. A pesar de ello, para ciertas horas del día, se debe complementar con una luz artificial adecuada que ilumine toda la estancia y otra puntual que se dirija de forma directa al área donde se trabaja.

 

Seleccionar el mobiliario

En cualquier zona de estudio o trabajo en casa no pueden faltar algunos muebles básicos: un escritorio, una silla, una cajonera, una estantería, etc. Pero lo más importante en este sentido es elegir un mobiliario ergonómico para sentirse cómodo, lo que implica en cierto modo dejar en un segundo plano el aspecto estético.

Además, los elementos de almacenaje deben ser lo suficientemente amplios para guardar en ellos todo lo necesario. De esta forma se consigue mantener ordenado el espacio y evitar la sensación de caos y estrés tan habitual en estos lugares de la casa.

 

Personalizar el espacio

Tanto si se trabaja en casa como si se están preparando unas oposiciones o estudiando en el colegio, instituto o universidad, en esta zona se suelen pasar muchas horas al día y más allá de los muebles imprescindibles es interesante personalizar el espacio. Dando un toque personal con alguna planta, fotografía, lámina, etc., se consigue aumentar la motivación y sentirse más a gusto.

 

Entradas relacionadas

Share