Cómo talar un árbol.

Publicado el : 09/07/2015 08:57:19
Categorías : Trucos de jardinería Rss feed

Indice de contenidos:

Cortar un árbol adulto con seguridad.

Talar un árbol es una tarea que por lo general es sencilla en todos sus aspectos ya que, independientemente de cómo cortemos el tronco del árbol, este se caerá tarde o temprano, No obstante, para cortar un árbol de gran tamaño es importante que sigamos algunos consejos para hacerlo correctamente, de la manera más fácil y segura.

Talar un Arbol

Talar un árbol

¿Qué necesitamos para talar un árbol de gran tamaño?

Motosierra de tala: Para cortar un árbol de gran tamaño es aconsejable emplear una motosierra de tala con una potencia de al menos 3 caballos.

Cuñas de tala: Las cuñas de tala son indispensables cuando cortamos árboles de gran diámetro. Se emplean para impedir que el espadín de corte de la motosierra pueda quedar aprisionado dentro del tronco. Maza: Si empleamos cuñas de tala necesitaremos una maza para introducirlas dentro del corte. Indumentaria de seguridad: El uso de una motosierra requiere emplear ropa con protección anticorte adecuada y otros elementos de protección como gafas, cascos, guantes y botas.

Consejos a tener en cuenta a la hora de talar un árbol:

Cuando se trata de talar un árbol de gran tamaño tenemos que tener en cuenta la dirección en la que queremos que éste caiga para evitar posibles daños en propiedades colindantes, coches, paredes, tejados o tendidos eléctricos. Antes de cortar, la primera valoración que tenemos que hacer es calcular la altura total del árbol y dejar un margen de seguridad de, al menos, un tercio de la altura del árbol. Si el árbol se encuentra en una zona rodeada de otras casas o cables y no es posible realizar una tala segura, solicitaremos ayuda a un profesional para llevar a cabo el corte del árbol por secciones con la ayuda de una grúa y unas eslingas de elevación.

tala-de-arbol-con-grua

Tala de un árbol con grua

Cómo se calcula la altura de un árbol: A no ser que tengamos ganas de trepar a la copa del árbol con una cinta métrica e ir midiendo mientras descendemos, se puede usar un truco que se basa en la medición de las sombras. Podemos emplear un objeto que tengamos a mano, como una estaca o incluso nosotros mismos, para generar una sombra que esté correctamente alineada con la sombra del árbol. La medición de la sombra proyectada por el objeto elegido y la sombra del árbol tiene que realizarse en el mismo momento del día, puesto que la rotación del sol podría variar nuestros cálculos.

Paso 1: Tomando como referencia la base del árbol trazaremos una línea en el suelo que forme un ángulo de 90° con respecto a la sombra proyectada por el árbol. En esa línea colocaremos el objeto que proyectará la sombra comparativa.

Paso 2: Anotaremos las longitudes de la sombra del árbol, la altura del objeto y de la sombra proyectada por el objeto de control y realizaremos el siguiente cálculo: Longitud de la sombra del árbol multiplicado por la altura de nuestro objeto de control y dividido por la sombra proyectada por el objeto de control = Altura aproximada del árbol.

Dirigir la caída de un árbol: La caída de un árbol es fácil de dirigir ya que simplemente necesitamos dar el corte de dirección en la base del árbol hacia el sitio donde queramos que el árbol caiga. El corte de dirección tiene que profundizar en el tronco aproximadamente 1/4 parte del diámetro total del tronco. Esta operación consiste en cortar una cuña en el tronco lo más aproximado al suelo posible pero siempre trabajando con comodidad. De este modo el tocón del árbol será más pequeño y aprovecharemos más la longitud total del tronco. El primer corte tiene que realizarse totalmente horizontal, mientras que el corte superior de la cuña tiene que tener una inclinación de 45°.

Corte de tala. El corte de tala se debe realizar en el lado del tronco opuesto al corte direccional. Este corte tiene que realizarse en sentido horizontal, por lo menos, a la misma altura o ligeramente más alto que el corte direccional horizontal. Puede suceder que debido al gran diámetro del tronco o por no haber dado un corte preciso el peso del árbol aprisione el espadín de nuestra motosierra. Si esto sucede emplearemos cuñas de leñador para separar el corte y liberar el espadín para continuar cortando.

Caída del árbol talado. La caída del árbol comienza a producirse cuando el corte de tala se aproxima al corte direccional. Es en este momento cuando debemos permanecer muy atentos y proceder con cautela. Según el espadín se acerque al corte direccional nos fijaremos en la parte más alta del árbol para confirmar que comienza su caída. A medida que se inicia la caída del árbol, intentaremos sacar el espadín del tronco y guardaremos una distancia de seguridad prudente con respecto al árbol para evitar que una mala caída o resquebrajamiento del tronco pueda alcanzarnos. Si la motosierra se encuentra atrapada en el tronco la dejaremos y nos alejaremos del árbol sin más.

Finalización de la tala de un árbol. Una vez talado el árbol procederemos al desramaje y limpieza del tronco para su posterior corte en roldós para hacer leña o transporte a un aserradero.

Entradas relacionadas

Share