Sistemas de almacenamiento de agua de lluvia.

Publicado el : 07/09/2017 23:12:19
Categorías : Cuidados del jardín Rss feed , Trucos de jardinería Rss feed

Indice de contenidos:

Almacenar el agua de lluvia en el jardín.

¿Le gustaría poder almacenar el agua de la lluvia para utilizarla en su jardín? Los amantes de la jardinería suelen ser extremadamente respetuosos con el medio ambiente. En ese respeto por los recursos naturales se encuentra el ahorro de agua. Y qué mejor manera de ahorrar agua que aprovechar la de la lluvia.

Pero, ¿por qué es bueno aprovechar el agua de la lluvia? Veamos las ventajas que tiene para regar nuestros jardines:
Es mucho mejor para regar plantas que el agua del grifo ya que no contiene apenas productos químicos. Está especialmente recomendada para las plantas más sensibles.
El agua de lluvia contiene poca cantidad de cal. Se trata por tanto de un agua blanda y no deja residuos en los sistemas de riego.

No obstante, antes de recolectar agua de lluvia tenemos que asegurarnos de que los niveles de contaminación en nuestra ciudad no son elevados. Si tuviésemos una atmósfera contaminante, las ventajas de este agua desaparecerían.

Si queremos almacenar agua para nuestro jardín tenemos que contar con depósitos. Aquí tenemos dos opciones: comprarlos o utilizar el ingenio para fabricar el sistema nosotros mismos.

Una persona con habilidad en trabajos de bricolaje puede fabricar un sistema de recogida de agua con un contenedor de plástico, un grifo y un filtro. El mayor inconveniente de hacerlo así es que hay que cortar la canaleta que baja del tejado.

En cambio, utilizando los depósitos que hoy en día se comercializan evitaremos cortar la canaleta, lo cual es una ventaja.


Tipos de depósitos para almacenamiento de agua para jardín.


Hay muchas marcas y modelos de depósitos de agua para jardín, pero aquí describiremos a grandes rasgos dos de ellos: los exteriores y los soterrados.

Depósitos exteriores para almacenar agua en el jardín.

Los depósitos exteriores para recoger agua de lluvia tienen multitud de formas y diseños. Los más sencillos son similares a un contenedor de plástico con tapa, pero los hay con diseños y formas bastante originales que son incluso elementos decorativos.

Todos los modelos incluyen el depósito, un grifo y un filtro para instalar en la canaleta bajante. La instalación de filtros es muy importante en estos depósitos para obtener agua más pura y libre de residuos sólidos. Aun así, cuidado porque este agua filtrada no sirve para beber.

Vamos a ver cómo se instala un depósito exterior siguiendo los siguientes pasos:

Pasos a seguir:


Lo primero es la nivelación. Hay que nivelar el terreno para colocar el depósito y verificar si el propio depósito está nivelado.
Marcaje de la posición del filtro en la parte superior del depósito.
Taladrar la canaleta bajante. Una vez hecho el agujero conviene lijar las paredes.
Continuar instalando el filtro, colocando los accesorios que van a la tubería y al depósito.
Cuando el filtro se instale hay que verificar que está en posición abierta.
Finalmente se instala el grifo en la parte inferior del contenedor.

Hay que tener cuidado de vaciar estos depósitos antes de que llegue el invierno porque si baja mucho la temperatura se puede helar el agua y el depósito se rompe o deteriora.

Almacenamiento de agua para jardín en depósitos soterrados.

Los depósitos descritos anteriormente son exteriores pero los hay también que se pueden enterrar. Estos últimos son bastante más caros y su instalación es algo más complicada. Además, para aumentar la capacidad de almacenaje se pueden conectar varios depósitos entre sí.

Otras condiciones que cumplen son la estabilidad en presencia de aguas freáticas elevadas y la capacidad de soportar grandes cargas circulando encima. Por ejemplo, si después de instalarse se cubren con tierra y césped, no se deterioran si les pasa por encima un vehículo.

Este tipo de depósitos están conectados con las tuberías de la vivienda y así el agua que se recoge se puede utilizar para actividades en las que no sea necesaria el agua potable. Además del riego, el agua de lluvia puede usarse para limpieza del hogar y lavar ropa

Hay dos tipos de depósitos de agua soterrados: modulares y de poca profundidad.

Los depósitos modulares pueden instalarse en exteriores, en bodegas interiores en los sótanos y también se puede enterrar.
Los depósitos denominados de poca profundidad tienen que enterrarse en el jardín.

Esperamos que este artículo le resulte útil para conocer los sistemas de almacenamiento de agua para jardín. Es la mejor manera de ahorrar agua y respetar nuestro planeta.

Share