Mobiliario de jardín y terraza.

Publicado el : 28/08/2017 22:25:07
Categorías : Cuidados del jardín Rss feed , Trucos de jardinería Rss feed

Muebles de jardín

Indice de contenidos.

Introducción.

A todos nos gustaría tener en casa un jardín donde pasar momentos de relax, sobre todo durante el buen tiempo. Pero muchos no tenemos jardín y tenemos que conformarnos con terrazas. Afortunadamente, en ellas también podemos utilizar lo que vamos a ver en este artículo: el mobiliario de jardín.

¿Cuáles son los muebles para jardín y terraza que podemos comprar?
Hemos hecho esta recopilación del mobiliario de jardín que se encuentra fácilmente en la mayoría de los comercios:

  • Conjuntos de mesas y sillas.
  • Mesas sueltas.
  • Sillas sueltas. 
  • Sillones.
  • Sofás.
  • Hamacas.
  • Tumbonas.
  • Mecedoras.
  • Cojines.
  • Pérgolas.
  • Parasoles.
  • Toldos.
  • Fundas protectoras de muebles.

Si queremos asegurarnos de que los muebles de jardín nos van a durar mucho tiempo, estos supondrán una cierta inversión de dinero. Por ello deben estar fabricados con materiales que resistan bien las inclemencias del tiempo.

Materiales más utilizados en la fabricación de muebles de jardín.


En este apartado vamos a describir los materiales que más se utilizan para fabricar los muebles de jardín. La mayoría de los que nombramos aquí son especialmente adecuados para este uso, pero no todos, y eso es lo que vamos a explicar.

Maderas
Madera de acacia: esta madera resiste la humedad, el fuego, los cambios de temperatura, los hongos y las termitas.
Madera de teca: esta madera es la que mejor resultado da en exteriores. Tiene aceites naturales que la hacen resistente a la humedad y a las temperaturas bajas.

Hay muebles de jardín construidos con otros tipos de maderas, por ejemplo, la de eucalipto, que también es buen material. No obstante, estos dos tipos anteriores son los más recomendados.


Metales
Acero: es un material muy resistente en el exterior, lo que ocurre es que hay que aplicar una capa de material protector para evitar que se oxide.

Aluminio:en cuanto a material metálico para muebles, tiene la ventaja de ser más ligero que el acero inoxidable. Resiste bien los agentes corrosivos y los golpes.


Plásticos
No todos los plásticos son iguales. El mejor plástico para exteriores es el PVC. El mantenimiento de los muebles de PVC solo requiere limpieza con agua y jabón. No se usarán productos fuertes para limpiar porque pueden dañar la capa de material protector que suele llevar el plástico.

Otros plásticos se vuelven amarillos y presentan riesgo de rotura con el tiempo.
Tejidos
Ratán: el ratán es un material natural que viene de las palmas y palmeras del sur de Asia. Es ligero, fácil de trabajar y asequible en precio, pese a lo lejano de su procedencia. Es uno de los materiales preferidos para fabricar sillas, sillones y tumbonas por su resistencia a los agentes atmosféricos. No necesita apenas mantenimiento.

Fibra acrílica: Esta tela está preparada para exteriores. Al no contener fibras naturales, se secan rápidamente y no suelen crear moho. Son tejidos que se tiñen fácilmente, de hecho algunos fabricantes las tiñen masa. Esto evita que pierdan fácilmente el color con la exposición al sol.

Poliéster: Esta fibra tiene unas propiedades muy similares a la de la fibra acrílica, solo que el teñido no es tan fácil.

Vinilo náutico impermeable: es un tejido diseñado específicamente para resistir el impacto de los rayos ultravioleta y demás elementos. La tela es totalmente impermeable, por lo que es muy adecuada para los sofás de jardín. Si se mojan, el relleno de los cojines se mantendrá siempre seco.

Este tejido tiene el inconveniente de ser totalmente impermeable, por tanto no transpira y puede resultar incómodo en verano. En este caso lo ideal es usarlo en invierno y cambiarlo en verano por uno de fibra acrílica.


Algodón.

Hay algunos fabricantes de muebles que utilizan este tejido por ser más barato, pero nosotros no aconsejamos el uso del algodón 100% para el mobiliario de jardín. En caso de lluvia o que se moje por alguna razón tarda mucho en secarse, por lo que es más probable que aparezcan bacterias y moho. Además, pierden el color en poco tiempo debido a la acción de los rayos ultravioleta.

El algodón puede usarse en exteriores si va mezclado con otro tejido sintético.

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir mobiliario de exterior.

A la hora de elegir, los muebles para nuestra terraza o jardín tenemos que tener en cuenta factores que son comunes a la elección de muebles de interior, y otros factores que son propios de los muebles de exterior.

Espacio.

Como en cualquier elección de mobiliario, tenemos que tener en cuenta el espacio disponible, siempre es mejor poco y funcional, que llenar nuestro espacio de cachivaches que pueden terminar molestando, y que darán una apariencia de espacio oclusiva.

Tenemos que medir aproximadamente la superficie que vamos a dedicar al mobiliario, y calcular la superficie, que van a ocupar los muebles que vamos a elegir, de modo que haya una cierta distancia entre los diferentes elementos, así como un espacio alrededor de las piezas. De nada sirve montar sillas para 8 comensales, si estos va a tener las rodillas prácticamente en contacto.

Además, en espacios abiertos, el aspecto visual de un montón de muebles apelmazados entre ellos, puede romper la estética de nuestro entorno preferido.

Por otra parte, incluso cuando el espacio no es ningún problema, en el caso de que tengamos la suerte de contar con un jardín extenso, o una terraza de 80 metros cuadrados, tampoco es buena idea llenar la superficie de enseres. Darán un aspecto oclusivo, a algo que en un entorno de esparcimiento, no será lo más adecuado.

Climatología.

Evidentemente, ya hemos hablado anteriormente de los materiales, evidentemente, no es lo mismo la elección, para una zona húmeda, que una en la que la temperatura alcance los 10º bajo cero, que zonas en las que hay sol y buena temperatura durante todo el año.

En zonas húmedas, lo mejor es no elegir madera salvo algunas maderas tropicales que implican un alto coste y mantenimiento. Si nos decantamos por el metal, mejor aluminio o acero inoxidable. También nos puede valer el plástico pero teniendo en cuenta que si queremos que nos duren deberemos de retirarlos y ponerlos bajo resguardo terminada la campaña de verano.

Para zonas muy frías, en cuanto a durabilidad nos decantamos por el acero inoxidable, aunque hay que tener en cuenta que sentarse sobre una silla de metal en una época fría puede transmitir sensaciones muy incómodas sobre todo al sentarnos.

Las zonas calurosas son más versátiles, evitaremos muebles de plástico de colores muy oscuros que pueden absorber gran cantidad de calor.

Mantener la estética con el entorno.

Es muy importante, que los muebles vayan acordes con el entorno y con las plantas de nuestro jardín o terraza.

Si por ejemplo tenemos un bonito jardín muy floral, irá muy bien con un conjunto shabby chic, en lugar de un conjunto de rattan sintético. No importa que nos gastemos mucho o poco, sino que todo el entrono, maceteros estilo de la casa, plantas... formen un conjunto.

Tampoco será muy estético mezclar muebles de diferentes estilos, el resultado final será una auténtica cacofonía visual.

Mantenimiento de muebles de exterior o jardín.

No nos vamos a entretener demasiado en este apartado, ya que posteriormente le dedicaremos una entrada propia en el blog.

Es conveniente que tomemos algunas precauciones para alargar la vida de nuestro mobiliario de jardín. Por ejemplo, colocar nuestro conjunto bajo la protección de un toldo o pérgola, será una buena protección ante el sol y el resto de inclemencias.

Lijar los primeros punto de óxido que detectemos y volver a pintar con la pintura adecuada cada cierto tiempo será una buena ayuda para alargar la vida útil de los diferentes elementos.

Mantener engrasadas las bisagras, de otro modo estas pronto empezarán a presentar problemas dañando el mueble.

Usa productos impermeabilizadores que protejan las telas y lonas de sillas, tumbonas y toldos.

Protege el mobiliario con lonas o poniéndolo a cubierto cuando vayas a estar largas temporadas sin usarlo.

Share