Cómo arreglar un radiador que gotea

Publicado el : 10/12/2018 17:21:10
Categorías : Bricolaje Rss feed , Calefaccion Rss feed , Construcción Rss feed , Reparaciones domésticas Rss feed

Índice de contenidos: 

Las averías en los radiadores son bastante comunes, incluso cuando la instalación se realizó de forma adecuada. En muchas ocasiones, una falta de mantenimiento o el paso del tiempo son los desencadenantes de que estos elementos comiencen a gotear. Además, estos problemas siempre suelen aparecer cuando llega el momento de poner en marcha la calefacción.

Aunque la revisión y las reparaciones de la caldera y del circuito deben ser realizadas por un profesional, si se trata de pequeñas averías es posible reparar los radiadores por cuenta propia contando con las herramientas adecuadas.

Pasos para solucionar el goteo de un radiador

  1. El primer paso es identificar el punto donde se origina la fuga que en la mayoría de los casos se suele localizar en la zona de las juntas o en los tapones.
  2. Antes de proceder al trabajo, es aconsejable desconectar la caldera y vaciar el circuito, así como cerrar la llave del radiador para solventar el problema con mayor tranquilidad.
  3. El siguiente paso consiste en limpiar y lijar la zona afectada.
  4. Un producto aliado en este tipo de soluciones es la masilla reparadora de secado rápido que se debe aplicar directamente sobre el punto que esté deteriorado. Es recomendable comprar una masilla especial que soporte temperaturas de hasta 80 grados a los que circula el agua del radiador.
  5. Después de cortar el trozo de masilla que se necesite, es importante aglutinar bien hasta conseguir una masa moldeable y uniforme.
  6. Se aplica la masilla sobre las fisuras apretando con fuerza para conseguir una mayor adherencia y se espera el tiempo recomendado por el fabricante para que el producto se endurezca por todas las partes.
  7. Después, es conveniente lijar el área reparada para conseguir que toda la superficie quede homogénea.
  8. Por último, para conseguir un resultado profesional, se puede aplicar un esmalte anti-calórico para evitar que se vuelva a producir la fuga en el futuro.
  9. Una vez que se ha arreglado un radiador que gotea, se tienen que volver a abrir las llaves y, si fuera necesario, realizar el purgado para que funcione correctamente. Al conectar la caldera de nuevo, es aconsejable asegurarse de que la presión se encuentra entre los intervalos recomendados por el fabricante.

¿Por qué comienza a gotear un radiador?

En otras ocasiones, es posible que los radiadores empiecen a gotear debido a que alguna tuerca está floja. En este caso tan sólo es necesario apretar las tuercas con una llave inglesa y el problema estará resuelto.

No obstante, una gran parte de los radiadores albergan grietas en potencia que, debido al tiempo y la presión, pueden terminar por estropearse desencadenando en el goteo. Del mismo modo, la pérdida de estanqueidad de las juntas y las llaves es otra de las principales causas que provocan las fugas de agua, sin olvidar las pequeñas fisuras que aparecen en las tuberías anexas como consecuencia de los cambios bruscos de temperatura.

Independientemente del origen de la avería, un radiador que gotea puede provocar graves desperfectos en la vivienda, como por ejemplo humedades o el deterioro del suelo. Por ello, es importante solucionar el problema cuanto antes, esto es, en el momento en el que se aprecian los primeros indicios. En el supuesto de que la fuga vuelva a aparecer después de haber seguido los pasos anteriores, es posible que la causa sea diferente, para lo cual lo más aconsejable es contactar con un técnico especializado.

Entradas relacionadas

Share