¿Cómo arreglar las calvas en el césped?

Publicado el : 10/10/2017 21:43:04
Categorías : Cuidados del jardín Rss feed , Trucos de jardinería Rss feed

Indice de contenidos:

Introducción.

Arreglar las calvas en el césped con un tepe.

Arreglar las calvas en el césped resembrando.

Introducción.

Créenos, arreglar las calvas en el césped es posible. A todos los que tenemos jardín nos frustra ver esos espacios no cubiertos de verde cuando sí deberían estarlo. Las calvas, en cierto modo, rompen esa armonía que buscamos.

Lo más habitual es que las calvas se generen durante el verano (en climas temperados). Dicho esto, la mejor época para hacer que el césped vuelva a presentar su mejor estado es otoño, ya que es el momento en que las gramíneas una vez que germinan, ahijan y acaban aportando una mayor densidad al césped.

Los motivos para la formación de calvas son distintos y los más comunes son la falta de riego, las enfermedades, el haber colocado objetos encima del césped y que lo hayan dañado o que se trate de zonas donde suela pasar gente, como las entradas o salidas del jardín.
Dos alternativas para arreglar las calvas en el césped
Las dos principales formas de arreglar las calvas del césped son, o bien utilizar un tepe, o bien, resembrar. El primer caso es más sencillo y rápido, ya que no utilizaremos semilla. El segundo caso es un poco más complejo pero se presenta como una mejor alternativa si la superficie a reparar es mayor.

¡Vamos a ver cómo hacerlo!


Arreglar las calvas en el césped con un tepe.


Si esta primera opción te ha convencido más, vamos a ver cómo llevarlo a cabo en detalle. Lo primero que deberás tener en cuenta es que necesitarás un cortabordes y una azada.

Una vez los tengas a mano, lo primero que haremos será marcar el perímetro de la calva para, seguidamente, empezar sanear la zona. Esto implica quitar la hierba seca, las malas hierbas y las raíces, es decir, todo aquello que pueda dificultar el arraigamiento del tepe que añadiremos. También podemos aprovechar para arar y esparcir un poco de abono.

Lo siguiente será localizar un espacio de nuestro jardín donde se pueda quitar un trozo de césped que sea lo suficientemente grande para cubrir la zona afectada, pero sin que influya demasiado a nivel visual. Lo más apropiado es quitarlo de una esquina o de debajo de un árbol.

Volveremos a utilizar el cortabordes, pero ahora para delimitar y cortar el trozo de césped saneado. También será bueno ayudarse con la azada, sobre todo para despegarlo por su parte inferior. Se debe evitar, sobre todo, que el césped no se despedace, así que mejor quitarlo en trozos que no sean excesivamente grandes.

Por último, sólo debemos colocar los trozos en la calva y comprobar que la profundidad de este nuevo césped sea el mismo que el de los lados. ¿Fácil, no?

NOTA: Los tepes también se pueden comprar, y los precios son variables entre 2 y 10 euros por metro cuadrado.


Arreglar las calvas en el césped resembrando.


Es la alternativa al método anterior, algo más compleja y lenta, pero que si se hace de forma correcta hará que tu césped quede genial. Básicamente consiste en plantar césped de nuevo, en añadir semillas. Así pues, veamos cuál es el proceso adecuado a seguir.

El primer paso, como antes, es delimitar la zona de la calva y sanearla. El siguiente, será ahuecar la tierra y hacer un buen nivelado con el rastrillo. A ser posible, interesa que la tierra sea bastante arenosa.

Antes de avanzar tenemos que tener preparado abono, semillas y un recebo. Primero usaremos el abono de implantación y volveremos a utilizar el rastrillo para mezclarlo con la tierra.

Completados los pasos anteriores, ¡a sembrar! Utilizaremos semillas de césped reparador. La dosis recomendada es de aproximadamente 35 semillas por cada metro cuadrado. Hay que expandirlas bien.

Lo último será añadir el recebo con una pala (la necesitarás) y, posteriormente y con la misma pala, machacar la tierra para que las semillas contacten bien con el recebo.

Si todo va bien entre unos 8 y 12 días el césped nuevo hará acto de presencia.

Y se nos olvidaba… tanto para arreglar las calvas con tepe como para arreglar las calvas resembrando se debe regar con abundancia al acabar y a ser posible los primeros días por la mañana y por la tarde-noche, cuando se haya ido el sol. Eso sí, si la lluvia ya acompaña (como suele pasar en otoño), ¡tampoco sobrehidrates la zona!

Después de todo, ¿ya tienes decidido cómo lo harás? Y si es así, ¿tienes todo el material a punto?

Share