Cómo usar una hidrolavadora correctamente.

Publicado el : 12/09/2017 22:36:04
Categorías : Bricolaje Rss feed , Herramientas de bricolaje Rss feed

Indice de contenidos:

Una hidrolavadora es un instrumento de limpieza que limpia casi cualquier cosa que tengamos en el exterior de nuestra vivienda. Limpian de manera tan fácil y de forma tan agresiva, que resultan hasta divertidas de usar.

Aprende como usar una hidrolavadora de forma segura y eficiente.

Como hemos dicho anteriormente las hidrolavadoras a presión son muy útiles para limpiar casi cualquier cosa, desde muebles de terraza, fachadas, ventanas, suelos de hormigón o baldosas de exterior, vehículos y un sin fin de actividades de limpieza.

Dependiendo del tipo de trabajo y de su periodicidad necesitaremos diferentes modelos, para la mayoría de trabajos domésticos nos será suficiente con una hidrolavadora, también conocidas como hidrolimpiadoras, que de 115 bar de presión, pero para las tareas más complicadas necesitaremos máquinas que tengan al menos 180 bar de presión. La presión a la que sale el agua es un dato que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una hidrolavadora pero el segundo factor es el caudal de agua que expulsa. De nada vale una hidrolavadora o hidrolimpiadora con mucha presión si después no expulsa agua suficiente para eliminar la suciedad más adherida.

También podemos tener dudas entre comprar una o alquilarla. Aquí de nuevo depende de la periodicidad de uso, si es para un trabajo en concreto y eres de los de ir al auto lavado a lavar el coche, no lo dudes y alquila una, sin embargo si las vas a usar con cierta frecuencia necesitas comprar una y tenerla en propiedad para usarla cada vez que lo creas necesario, te saldrá más rentable.

Tipos de hidrolavadoras y cómo funcionan.

Las hidrolavadoras o limpiadoras de agua a presión independientemente de si disponen de motor de combustión o motor eléctrico, disponen de una bomba que es la encargada de presurizar el agua que proviene de la manguera del jardín a la que la tienes conectada hasta alcanzar cifras de desde 100 a 200 bar o incluso más dependiendo del modelo que estés usando. Cuanto mayor sea la presión de la hidrolavadora y su caudal de agua, las labores de desincrustado serán más asequibles de realizar, tomando menos tiempo y esfuerzo. Ambos modelos, tanto con motor de combustión o eléctrico necesitan un suministro constante y estable de agua. Si tenemos la intención de comprar una hidrolimpiadora de alta potencia, antes de comprar una hidrolavadora, debemos de saber cuántos litros de agua por hora puede suministrar nuestro punto abastecimiento no sea que nos quedemos cortos.

Las hidrolavadoras eléctricas de entre 130 y 150 bar de presión con un caudal de agua aproximado entre 360 y 450 litros por hora serán la mejor opción para tareas de limpieza ligeras como por ejemplo la limpieza de coches, motos y muebles de jardín. Si necesitamos un poco mas de potencia podemos pasar al siguiente nivel en el que nos encontramos hidrolavadoras con presiones entre 160 y 200 bar con caudales de agua entre los 450 y 600 litros por hora, estas hidrolavadoras son las más polivalentes y nos serán de gran ayuda para todo tipo de trabajos hasta aquellos en los que la suciedad está realmente incrustada como por ejemplo pavimentos rugosos de jardines, camiones y maquinaría agrícola como tractores, limpieza de grandes extensiones de suelos con adoquines, bordillos y un largo etcétera.
Sin duda alguna existe un salto muy grande de prestaciones y de precio de unos modelos a otros. Adquirir marcas como Makita, Bosch, Karcher o Nilfisk son apuestas seguras.
Especialmente Karcher, es el gran especialista en este tipo de máquinas y posee probablemente la gama más amplia.

En cuanto a las hidrolavadoras con motores de combustión están destinadas a presiones de trabajo muy altas y entregan un volumen de agua muy grande. Su uso como es lógico es el destinado a trabajos industriales y lugares donde no hay suministro eléctrico cercano. Una desventaja es que son más grandes, pesadas y difíciles de transportar, por no hablar del consumo de gasolina y que a diferencia de las eléctricas que requieren de un mantenimiento mínimo, las de motor a combustión requieren de un mayor mantenimiento.

Hidrolavadora Karcher k5 premium car 145 barh

Como poner en funcionamiento una hidrolavadora o hidrolimpiadora.

Cuando ponemos en funcionamiento una limpiadora de alta presión o hidrolavadora, independientemente si es eléctrica o con motor de combustión tenemos que poner especial atención en que el suministro de agua abastece un caudal suficiente a las características de la hidrolavadora. Si tenemos dudas acerca de si nuestro punto de agua ofrece el caudal necesario siempre podemos realizar un sencillo calculo empleando el típico caldero de plástico de 12 litros, si necesitamos menos de 60 segundos para llenar un caldero de agua significa que nuestro grifo proveerá de no menos de 900 litros de agua por hora, más que suficiente para una hidrolavadora doméstica.

Las mangueras más apropiadas para conectar una hidrolimpiadora son mangueras a prueba de dobleces, “no torsión” en las especificaciones del fabricante, con un paso interior no inferior a 3/4 y a ser posible equipadas con conectores rápidos en ambos extremos para conectar al grifo y a nuestra hidrolavadora.
Tenemos que poner especial atención al agua con la que trabajará nuestra hidrolavadora, si tenemos dudas de si esta puede contener residuos debemos instalar un filtro en la manguera para evitar daños muy graves en la bomba de presurización. Estos filtros para hidrolavadoras son muy económicos y nos evitaran problemas de alto coste de reparación, pudiendo trabajar con total tranquilidad.

Consejos para la puesta en funcionamiento de la hidrolavadora.

  • Antes de poner en funcionamiento nuestra hidrolavadora es obligatorio que el agua pase de la manguera de riego, llene completamente la bomba de presurización y salga por la boquilla de la pistola. Hoy en día la mayoría de las hidrolimpiadoras tienen el sistema “Total Stop”, que evita que la máquina esté en constante funcionamiento cuando el gatillo de la pistola no es pulsado. Esto se consigue mediante una válvula en la bomba de presurización que al alcanzar una determinada presión hace que el motor eléctrico se detenga. Si la bomba no está completamente cargada de agua haya aire en su interior y suele ocurrir que el funcionamiento de la bomba es errático y da golpes violentos pudiendo causar daños. Para evitar esto debemos proceder de la siguiente manera:
  • Ajustar y apretar todas las conexiones entre la hidrolavadora y el grifo y comprobar que el aire no puede entrar en la línea de agua.
  • Abrir el grifo de jardín donde hemos conectado la manguera y la hidrolavadora y sin arrancar el motor pero con el gatillo de la pistola accionado dejar que el agua corra al menos un minuto.
  • Procederemos a la puesta en marcha de la hidrolavadora, poniendo atención en las hidrolavadoras con motores a combustión de dejar que esté caliente antes de ponernos a trabajar con él.
  • Ajusta la boquilla de la lanza buscando el tipo de rociado que más convenga para cada trabajo, puedes elegir entre un abanico ancho a un chorro directo que es el más agresivo. Diferentes modelos de hidrolavadora tienen lanzas intercambiables con boquillas turbo para una limpieza más profunda.

Técnicas de limpieza.

Es recomendable realizar ensayos en sitios poco visibles para comprobar que un exceso de presión o bien el modo de rociado no causa daños en los materiales a limpiar. Esto es importante en superficies delicadas como la madera, plásticos y sobre todo en la limpieza de vehículos, ya que un exceso de presión puede llegar a arrancar la pintura.

Nunca debemos limpiar una superficie con un chorro de agua directo ya que de este modo la suciedad saldrá proyectada en todas direcciones, lo mejor es adquirir un ángulo de ataque de aproximadamente unos 45° para arrancar la suciedad y a su vez desplazarla fuera de la superficie quedando totalmente limpia.

Al limpiar fachadas de viviendas tenemos que poner especial precaución y sentido común en el área de las ventanas, trabajando a presión mínima ya que se podrían romper los cristales con altas presiones.

Mejor si empleamos detergentes.

Los detergentes específicos para hidrolavadoras nos ayudan a alcanzar mejores acabados produciendo una solución de agua jabonosa que limpiará mucho más en profundidad y con un mejor arrastre de la suciedad. La limpieza de coches y otros objetos delicados, tenemos que realizarla con accesorios para hidrolavadoras como cepillos y detergentes específicos.

Los detergentes para generar la solución jabonosa y los cepillos incrementan la efectividad y reducen considerablemente el tiempo de limpieza. Si vamos a comprar una hidrolavadora para uso domestico y especialmente para la limpieza de vehículos es muy importante que nos centremos en modelos de hidrolavadoras que incluyan de serie estos cepillos y accesorios para la aplicación de detergentes.

Para evitar daños en las hidrolavadoras nunca emplees detergentes que no sean específicos para el uso con estas máquinas, ya que su densidad y formulación pueden llegar a causar daños en los materiales de los que está hecha la máquina.

La aplicación del detergente siempre tiene que ser sobre superficies mojadas, por lo que antes de girar la boquilla de nuestra lanza para dosificar el detergente debemos mojar bien toda la superficie.

Precauciones y consejos de seguridad:

Todas las hidrolavadoras ofrecen una fuerza de presión muy elevada y pueden causar serios daños si no se usan apropiadamente y con las debidas precauciones.

Para trabajar con seguridad por favor siga los siguientes consejos:

  • Nunca apunte con la lanza de su limpiadora de alta presión a personas o animales y bajo ningún concepto ponga las manos delante de la boquilla, la alta presión del chorro de agua podría atravesarle la piel y causarle serios cortes.
  • Nunca use hidrolavadoras en trabajos que requieran el uso de escaleras el retroceso y potencia del chorro de agua podría desequilibrarle y hacerle caer, para ello trabaje siempre desde una estructura firme como un andamio con barandillas de seguridad.
  • Mantenga siempre una distancia de seguridad de al menos 2 metros de cualquier punto eléctrico, alargadores de corriente y aparatos eléctricos.
  • Antes de desconectar las mangueras apague la hidrolavadora, cierre el grifo y presione el gatillo de la hidrolavadora para eliminar la presión en el sistema.
  • El almacenamiento de la hidrolavadora después de su uso es muy importante, debemos saber que el circuito de la hidrolavadora debe estar siempre vacio, sobre todo si nuestra maquina va ser guardada en un cobertizo o caseta de jardín expuesta al frio del invierno, si el circuito contiene agua y este se congela puede causar daños irreparables.

Recursos externos:

https://www.kaercher.com/es/home-garden/limpiadoras-de-alta-presion.html

Share