Cómo retirar silicona de una superficie fácilmente

Publicado el : 04/01/2019 16:52:24
Categorías : Bricolaje Rss feed , Trucos de bricolaje Rss feed

Índice de contenidos: 

En ciertas ocasiones llega el momento de eliminar los restos de silicona de una superficie, bien porque sea necesario retirarla para aplicar otra nueva o porque sean residuos de un trabajo anterior. A menudo se suele pensar que esta tarea no implica demasiadas dificultades, pero la realidad demuestra que obtener un buen resultado no es tan fácil como parece. Quitar la silicona en una vivienda requiere ciertas dosis de paciencia, contar con las herramientas adecuadas y conocer algunos trucos.

Este es uno de los productos que más se utilizan a nivel doméstico para sellar superficies. Entre sus propiedades destacan que es inodoro, incoloro, altamente resistente al calor y la humedad, y es un potente adhesivo. No obstante, a pesar de todas sus ventajas, las características también convierten a la silicona en un quebradero de cabeza cuando hay que eliminarla o limpiarla.

Trucos indispensables para quitar la silicona de cualquier lugar

  • De forma manual: uno de los modos más primitivos, pero que en ocasiones funciona, es retirar la silicona que esté estropeada con las propias manos. Esta técnica funciona cuando el producto ya casi está despegado, para lo cual simplemente es necesario rascar un poco y tirar.
  •  Con una cuchilla de vitrocerámica: aunque esta herramienta es perfecta para no rayar la placa, en el momento de quitar la silicona de una superficie se convierte en un perfecto aliado. Tan solo hay que raspar los restos con la cuchilla teniendo cuidado de no estropear la zona sobre la que se encuentra la adhesión. En el caso de que no cuentes con una cuchilla específica para vitrocerámicas, también puedes emplear un cúter.
  • Aplicando calor: en otros supuestos, la silicona puede llegar a ensuciar prendas o ciertos objetos. Así, para que vuelvan a quedar limpios, es recomendable aplicar calor con una plancha, asegurándonos de que la temperatura no llega a ser demasiado alta. Es importante colocar previamente un trozo de papel higiénico sobre la zona que queremos limpiar y después pasar la plancha durante 30 segundos aproximadamente. De esta forma tan sencilla se consigue que la silicona se desprenda y se pegue al papel, y si fuera necesario, es posible repetir el proceso tantas veces como sean precisas.
  • Productos químicos específicos: comprar un producto especial para quitar los restos de silicona es uno de los métodos más eficaces. Sin embargo, conviene adoptar una serie de precauciones en su uso, como por ejemplo seguir al detalle las indicaciones del fabricante, usar guantes y probar el producto previamente en un lugar que no sea demasiado visible por si produjera algún desperfecto. La composición de estos líquidos suele ser bastante fuerte, por lo que hay que ventilar la estancia después de utilizarse para evitar riesgos en la salud.
  • Mezcla de acetona y disolvente: un líquido compuesto a base de acetona y disolvente también puede actuar del mismo modo que los productos específicos. Es muy importante hacer la mezcla teniendo en cuenta que existe la misma cantidad de un componente y de otro. Después, se aplica sobre la silicona para que de forma progresiva se vaya desprendiendo de la superficie donde está adherida.
  • Con un estropajo: este utensilio se puede utilizar tanto para conseguir una superficie lo más limpia posible como para eliminar la silicona que no está demasiado pegada. Cuanto más duro sea el estropajo, con mayor facilidad se puede conseguir el objetivo. Si la superficie es un cristal, conviene usar un trapo en lugar de una bayeta tan fuerte.
  • Gasolina blanca: este líquido, también conocido como aguarrás mineral, es una solución idónea para quitar silicona de una prenda de ropa. Para ello hay que humedecer un paño con este producto y pasarlo por la zona afectada hasta que quede empapada. Si queremos conseguir un mejor resultado, se puede frotar con un cepillo de cerdas suaves y de este modo no quedará ningún residuo de silicona.
  • Alcohol: si las manos se manchan de este adhesivo, el alcohol actúa sobre la piel para que se desprenda. Es muy importante lavarse después con jabón para eliminar por completo la silicona y el alcohol.

Lo más recomendable es limpiar rápidamente la superficie después de realizar una tarea de bricolaje en la que hayan quedado manchas de silicona y evitar que se solidifique. Aunque el proceso es más complicado, como hemos visto existen distintas recomendaciones que ayudan a eliminarla una vez que se ha secado. ¿De qué otras formas consigues retirar la silicona en tu casa?

Share